GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

¿Qué es y cómo cuidarse de la Gastritis?

Cuáles son las causas de la gastritis
dieta gastritisUna de las causas más habituales de la gastritis es la infección por una bacteria llamada Helicobacter pylori que se trasmite de persona a persona. En países desarrollados esta bacteria podría estar infectando al 50% de la población, aunque solo el 15% de ellos desarrollan la enfermedad, lo que hace ver que está muy influenciada por factores genéticos o ambientales (la comida, el hábito de fumar, etc.). De todos modos, ésta no es la única causa de gastritis sino que hay otras como:
  • Tomar de manera continuada determinados medicamentos como los antiinfamatorios no esteroideos (AINEs) como la aspirina o el ibuprofeno.
  • Consumir demasiado alcohol.
  • Trastornos autoinmunes como la anemia perniciosa.
  • El estrés o la ansiedad elevada, ya que aumenta los ácidos gástricos y provoca lo que se denomina gastritis nerviosa.
  • El abuso de comidas copiosas, muy pesadas o picantes.
  • Las infecciones alimentarias.
  • El tabaco.
  • Otras infecciones virales (citomegalovirus o herpes simple).

Se debe tener en cuenta que en muchos casos las causas o las situaciones que provocan la gastritis se dan de manera conjunta y se potencian unas a otras. Por eso, si hemos padecido anteriormente gastritis o la sufrimos actualmente hemos de evitar al máximo estos factores para prevenir una posible recaída o evitar que se mantenga esta situación lo que puede llevar a crear hemorragias o un aumento de la posibilidad de padecer cáncer gástrico.

Recomendaciones generales para la gastritis
Si eres una de las personas que padece gastritis, debes conocer ciertas pautas a seguir en tu vida diaria y ciertas recomendaciones alimentarias encaminadas a facilitar las digestiones y a evitar los alimentos irritantes o excitantes que favorecerán que tengas malas digestiones y molestias. Nuestras recomendaciones para ayudarte a sentirte mejor son:
  • Intenta comer de manera fraccionada unas 4-5 veces al día.
  • No hagas comidas copiosas ya que esto hará que tengas digestiones lentas y pesadas haciendo que tu estómago deba trabajar más.
  • Tómate tu tiempo para comer. Come lento y mastica bien todos los alimentos.
  • No te vayas a dormir justo después de cenar. Intenta cenar 2-3 horas antes de acostarte y, si tomas algo posteriormente, que no sean alimentos sólidos.
  • Si fumas, deja de hacerlo. Si no te ves capaz busca asesoramiento, tu situación mejorará considerablemente.
  • Si eres una persona nerviosa o sufres estrés, fomenta actitudes y terapias relajantes (yoga, meditación, plantas relajantes).
  • Excluye de la dieta o disminuye el consumo de los alimentos y las preparaciones ricas en grasa.
  • Escoge las preparaciones suaves (hervido, horno, papillote, etc) ante el resto de preparaciones culinarias que aumentan el contenido de grasa. ¡Vigila con los alimentos tostados o a la plancha! ya que las partes quemadas son irritantes y muy posiblemente te generarán malestar.
  • Evita los alimentos ricos en sal o en azúcar, los muy condimentados o especiados y los alimentos preparados en escabeche.
  • No tomes las comidas a temperaturas extremas, muy frías o muy calientes, ya que esto potenciará la irritación.
  • Evita las bebidas estimulantes de la secreción gástrica o que empeoran la digestión como el café, el té, el alcohol, las bebidas de cola o las bebidas con gas.
  • No olvides incluir en tu dieta el consumo de frutas y verduras que te aportarán antioxidantes, vitaminas del grupo B y fibra.

Si además de gastritis sufres reflujo gastroesofágico o hernia de hiato puedes consultar las recomendaciones siguiendo el enlace.

¿Qué alimentos hay que evitar y cuales debes incluir en la dieta para la gastritis?
Resultado de imagen para dieta para personas con gastritis
Ahora que conocemos las recomendaciones generales vamos a traducirlas en los alimentos que debemos evitar y en los que podemos incluir en nuestra dieta.

Lácteos:
Evita los lácteos ricos en grasa como la nata, los quesos curados o la leche entera.
Opta por la leche desnatada o semidesnatada, el queso fresco o los yogures desnatados. Si tu situación mejora puedes tomar moderadamente algún postre lácteo como las natillas o el flan.
Verduras y hortalizas:

Ciertas personas pueden presentar una mala tolerancia personal a las verduras flatulentas (alcachofas, col, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, pimiento, pepino, cebolla y ajos) o a los alimentos ácidos como el tomate. En ocasiones también puede generar molestias si se consumen crudos, si es así, cocínalos hervidos o en puré.

Frutas:
Evita las frutas poco maduras y los cítricos por su elevada acidez.
Es recomendable que el consumo de frutas lo hagas en forma de fruta madura, al horno o en compota.

Cereales, tubérculos y legumbres:
Evita la bollería y pastelería como galletas con chocolate, croissants o bollos.
El arroz y la patata suelen ser bien aceptados. Las legumbres por su parte se recomiendan en cocciones suaves y si sientan mal se deben pasar por el pasapurés para quitarles las “pieles” que, por su alto contenido en fibra, pueden crear molestias.

Pescados, carnes y huevos:
Evita las carnes grasas como la ternera o el buey y los embutidos.
Puedes consumir carnes blancas como el pollo o el pavo, huevo y embutidos tipo jamón dulce, pechuga de pavo y, según la tolerancia, el pescado blanco y el jamón serrano

Bebidas:
Evita, como ya se ha dicho anteriormente, el té, las bebidas de cola, las bebidas con gas o el café, que aunque sea descafeinado aumenta la secreción gástrica.
Puedes sustituir estas bebidas por infusiones suaves (hinojo, melisa, hierba luisa o romero) o, consumidos con moderación, zumos no cítricos. Evidentemente, el líquido de consumo preferente será el agua y también podemos tomar caldos suaves desgrasados.

Otros:
Evita las salsas grasas o a base de nata, los condimentos picantes, los cubos concentrados saborizantes o el chocolate. Todos ellos estimulan la secreción gástrica o dificultan la digestión.
Se recomienda, que para cocinar, se consuma aceite de oliva o de semillas antes que mantequillas o margarinas.

8 consejos para mejorar los síntomas de la gastritis 
con la alimentación

  • Come 5 veces al día para reducir el volumen de cada comida.
  • Come despacio y mastica lentamente para que tu estómago tenga que trabajar menos y se facilite la digestión.
  • Evita las grandes comidas y, especialmente, aquellas con más grasa como guisos o fritos. Elige cocciones sencillas como la cocina al vapor, el hervido, el horno o el papillote. Si cocinas a la plancha o a la parrilla, evita que se quemen o se tuesten algunas partes.
  • Evita alimentos irritantes como los cítricos, el tomate, cítricos, comidas picantes, café, té, alcohol o bebidas con gas.Y olvídate del tabaco.
  • Aumenta el consumo de frutas y verduras aunque hay algunas como la col, coliflor, alcachofas o verduras crudas que pueden resultarte de digestión más molesta.
  • Cena dos o tres horas antes de acostarte.
  • Consume infusiones digestivas como el hinojo, la manzanilla, la melisa…
  • Evita las temperaturas extremas (tanto calientes como frías) en tus comidas.

Fuente: alimmenta

Ejemplo de una dieta semanal para atacar la Gastritis

menu-dieta-gastritisResultado de imagen para dieta para personas con gastritisResultado de imagen para dieta para personas con gastritisResultado de imagen para dieta para personas con gastritisResultado de imagen para dieta para personas con gastritisResultado de imagen para dieta para personas con gastritis
Método para eliminar la bacteria Helicobacter Pylori

La Helicobacter Pylori es una bacteria muy difícil de detectar, pues por lo general no presenta algún síntoma de enfermedad o se confunden con otros diagnósticos. Es necesario realizar una endoscopia o un examen de alimentos para poder detectarla. El daño principal que ocasiona la bacteria, es acabar con la mucosa estomacal, dejándolo expuesto a otros microorganismos que lo perjudican enormemente.

Existe un remedio natural que además de eliminar a esta bacteria silenciosa y dañina para el organismo, nos sirve para desechar todas las toxinas que se encuentren en cualquier área del cuerpo.

Remedio natural para eliminar la Helicobacter Pylori
La manera natural y más efectiva de combatir este microorganismo es combinando los siguientes ingredientes:

1 brócoli
250 ml de de agua hervida
1 poco de sal marina

Deberás lavar muy bien el vegetal para eliminar cualquier microbio que se encuentre en él, luego lo licuas con el resto de los ingredientes hasta que obtengas una sustancia homogénea y algo espesa, un batido verde. La manera correcta de consumir este remedio es bien caliente en ayunas y antes de acostarte por un mes. Transcurrido el tiempo, podrás hacerte los exámenes médicos necesarios para darte cuenta que ya la bacteria ha desaparecido.

Si quieres incrementar el efecto de este remedio, puedes beber té de jengibre antes de cada comida por 30 días. Ambos alimentos cuentan con propiedades antioxidantes y desintoxicantes que mejorarán el funcionamiento del estómago y de todos los órganos del cuerpo, desechando toxinas, grasas y bacterias que se encuentren en el cuerpo.

Síntomas que indican que la Helicobacter Pylori se encuentra en tu organismo

  • Acidez estomacal
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de estómago e intestinos
  • Reflujo
  • Eructos y gases
  • Intolerancia a algunos alimentos que anteriormente consumías sin problemas
  • Malestar general

Recomendaciones para evitar tener la bacteria
Tienes que limpiar todos los alimentos que vayas a consumir, además, deberás disminuir la ingesta de comidas grasas, azucaradas o con cualquier edulcorante, pues estos además de hacer que la bacteria ingrese a tu cuerpo, ocasionan otro tipo de enfermedades, desde la obesidad y problemas cardíacos hasta padecer diabetes o cáncer. Evita consumir bebidas alcohólicas, cigarrillos o cualquier sustancia estupefaciente.

Intenta hacer ejercicios diariamente, esto te ayuda a agilizar el metabolismo, lo cual es bueno porque logras desechar más toxinas y disminuyes el riesgo de tener la Helicobacter Pylori.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores