GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Cuidados de la salud durante las vacaciones


ANTES DE SALIR

Planear con anticipación puede hacer que sus viajes sean más llevaderos y le ayuda a evitar problemas.

Pregunte qué cubre o paga su seguro médico (con inclusión de cobertura para transporte de emergencia) al viajar fuera del país.
Contemple la posibilidad de un seguro de viaje si va al exterior.
Si no se lleva a los niños, deje una autorización escrita para cualquier tratamiento a quien esté al cuidado de ellos.
Si va a llevar medicamentos, hable con el médico antes de salir. Lleve todos los medicamentos consigo y no en el equipaje.
Si está viajando a otro país, investigue sobre la atención médica antes de ir. Si puede, averigüe adónde iría si necesitara ayuda médica.
Si está planeando un vuelo largo, programe la llegada lo más cerca posible de la hora acostumbrada de ir a la cama, de acuerdo con la zona horaria a la cual está volando. Ver: desfase horario para viajes.
Si tiene una actividad importante programada, planee la llegada unos 2 o 3 días antes de manera tal que ya se habrá recuperado del desajuste horario antes de la cita.

ELEMENTOS IMPORTANTES QUE DEBE EMPACAR


Los elementos importantes que debe llevar consigo abarcan:

Equipo de primeros auxilios
Registro de vacunas
Tarjetas de identificación del seguro
Registros médicos para enfermedades crónicas o cirugía mayor reciente
Nombre y los números telefónicos del farmaceuta y los médicos
Medicamentos que no requieren prescripción médica que podría necesitar
Bloqueador solar, sombrero y gafas para el sol
Consulte con el médico o visite una clínica para viajeros de 4 a 6 semanas antes de partir para su viaje. Posiblemente necesite actualizar las vacunas (o un refuerzo) antes de salir.

EN EL CAMINO:

Al viajar, conozca qué medidas necesita tomar para prevenir diferentes enfermedades e infecciones. Esto incluye cómo evitar las picaduras de mosquitos, qué alimentos son seguros para comer, dónde es seguro comer, cómo tomar agua y otros líquidos y el lavado apropiado de las manos.

Si está visitando un área donde la diarrea del viajero es común (México por ejemplo), sepa cómo prevenirla y tratarla.

Otros consejos abarcan:

Sea consciente de la seguridad en automóviles y use cinturones de seguridad al viajar.
Al llegar, verifique el número local de emergencias, ya que no todas las comunidades usan el 911.
Al viajar largas distancias, espere que el cuerpo se ajuste a la nueva zona horaria a una tasa de una hora por día.
Al viajar con niños, asegúrese de que sepan el nombre y número telefónico del hotel en caso de que se extravíen. Anote esta información y póngasela en su bolsillo o en otro lugar similar. Déjeles suficiente dinero para hacer una llamada y verifique que sepan usar el teléfono si están en un país extranjero.

Viajar con niños

Viajar con niños representa retos especiales, porque rompe con la rutina familiar e impone nuevas exigencias. Planear con anticipación e involucrar a los niños en la planeación puede reducir el estrés del viaje.

Recomendaciones
Hable con el médico o el personal de enfermería antes de viajar con un niño. Los niños pueden tener inquietudes médicas especiales. El médico también puede hablarle sobre las medicinas que usted podría necesitar si su hijo se enferma.

Conozca las dosis de los medicamentos comunes para los resfriados, reacciones alérgicas o gripe en los niños. Si su hijo tiene una enfermedad crónica, piense en la posibilidad de llevar una copia de los informes médicos recientes y una lista de todos los medicamentos que está tomando.

AVIONES, TRENES, BUSES:

Lleve consigo refrigerios y alimentos conocidos. Esto sirve de ayuda cuando se retrasan las comidas o cuando las comidas disponibles no satisfacen los requerimientos del niño. Las galletas pequeñas, los cereales sin azúcar y el queso son buenos refrigerios. Algunos niños pueden comer fruta sin problema. Los bizcochos y los cereales azucarados sirven para niños más renuentes a comer.

Al volar con bebés y niños pequeños:

Si no está amamantando, lleve leche maternizada en polvo y compre agua después de pasar por los chequeos de seguridad.
Si está amamantando, puede llevar leche materna en cantidades superiores a 3 onzas, siempre y cuando usted le comente al personal de seguridad y les permita revisarla.
Los tarros pequeños de comida para bebé son fáciles de llevar, ya que producen pocos desechos y se pueden botar con facilidad.
Beba abundante agua, ya que viajar en avión tiende a deshidratar a las personas. Las mujeres que están amamantando necesitan consumir más líquidos.
VOLAR EN AVIÓN Y LOS OÍDOS DE LOS NIÑOS

Los niños con frecuencia tienen problemas con los cambios de presión al aterrizar o despegar. El dolor y la presión casi siempre desaparecerán en unos pocos minutos. Si su hijo tiene un resfriado o una infección en el oído, la molestia puede ser mayor.

El médico puede sugerir no volar si su hijo tiene una infección en el oído o tiene mucho líquido detrás del tímpano. Los niños que hayan tenido tubos de timpanostomía puestos no deben tener problemas.

Algunos consejos para prevenir o tratar el dolor de oído:

Procure que el niño mastique goma de mascar sin azúcar o que chupe un dulce duro al despegar y aterrizar. Esto ayuda con la presión en el oído. La mayoría de los niños puede aprender a hacer esto alrededor de los 3 años.
El uso de biberones (para los bebés), la lactancia materna o el uso de chupetes pueden igualmente ayudar a prevenir el dolor de oído.
Dele al niño muchos líquidos durante el vuelo para ayudar a destapar los oídos.
No le permita a su hijo dormir durante los despegues y los aterrizajes. Los niños tragan con mayor frecuencia cuando están despiertos. Además, despertar con dolor de oído puede ser atemorizante para su hijo.
Dele a su hijo paracetamol o ibuprofeno más o menos 30 minutos antes del despegue o el aterrizaje.
Use un aerosol o gotas nasales antes del despegue o el aterrizaje.
Pregúntele al médico respecto al uso de medicamentos para el resfriado que contengan antihistamínicos o descongestionantes.

COMER AFUERA:

Trate de conservar el horario normal de comida y de sueño. Solicite que le sirvan primero al niño (usted también puede llevar algo para comer mientras tanto). Si usted llama con anticipación, algunas aerolíneas pueden preparar comidas especiales para niños.

Estimule a los niños a comer normalmente, pero tenga en cuenta que una dieta "deficiente" durante unos cuantos días no les causará daño.
Revise si la comida es segura.

AYUDA ADICIONAL:

Muchas agencias y clubes de viajes ofrecen sugerencias para viajar con niños. Consulte con ellos. No olvide solicitar asesoría y asistencia a las compañías de buses, de trenes o aerolíneas, al igual que en los hoteles.

Para viajes al extranjero, consulte con las embajadas u oficinas de consulados. Muchas guías de viaje tienen listas de organizaciones que ayudan a los viajeros.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores