GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Consejos para preparar tu maleta "inteligente"

Está claro que la ilusión de un viaje comienza cuando un buen día se materializa en tu mente la idea que tu cuerpo, tus cinco sentidos, tu alma, y todo tu ente están pidiendo a gritos ¡un viaje!

Un torrente de ideas invaden tu cerebro y a la velocidad de un mach, has recorrido el planeta para buscar tu destino ideal. Y te has visto: en una playa de Polinesia, escalando el Everest, a caballo por Mongolia, de compras en Nueva York, meditando en la India, ligando con un italiano, buceando en Sri Lanka, o traduciendo un cartel del japonés al inglés en un ryokan en Kyoto.

De repente una idea prevalece, concretas, seleccionas, y sin darte cuenta te quedas con ella, y tus neuronas te tele-transportan hasta ese lugar. Te ves allí, haciendo lo que más te gusta, sin estrés, sin presión, a tu aire, flotando en una nube, de la que sólo despiertas cuando una pregunta se apodera de ti, y te trae a la vida terrenal: ¿qué ropa me llevo ?

Si, esa gran pregunta que también, para las que tenemos más de 40 nos oprime la mente y la ocupa en cada segundo que tenemos libre. En ese momento nada de lo que tienes te sirve, nada es apropiado, necesitas algo nuevo, algo ideal que sea el complemento perfecto para la foto que ya has creado en tu subconsciente.

Buscas tiempo de donde no lo hay, y sacas la ropa de verano, la de invierno, la de fondo de armario, el armario de tu hermana, amiga y vecina, por si hay alguna pieza en ellos que sea “estrictamente necesaria“ para ese viaje. Y seguro que la hay, aunque sea sólo en nuestra imaginación. Así, sin salir de ese caos en el que te hayas envuelta, te ves en el aeropuerto con 10 kilos de exceso de equipaje. Y lo que es peor, te das cuenta cuando llegas al destino, que llevas, 10 camisetas y un solo pantalón, que las faldas no son apropiadas para ese viaje, no tienes nada para ponerte cuando refresca por la noche, ni mucho menos para esa cena especial a la que te han invitado. Así, que no solo para las que tenemos más de 40, si no para todas las mujeres viajeras, hay que practicar lo que yo llamo “ una maleta inteligente “.

Se trata de seguir una serie de premisas, para que estés ideal en cada momento, y tengas lo que realmente necesitas.

Partimos de la base de que cuanto tienes más de 40, vas a tener una nociones mínimas sobre tu día a día en el viaje, y aunque hay tiempo a la improvisación, en tu cabecita tienes una idea bastante aproximada de qué hacer. Siendo así, lo más apropiado es escribir en un papel en blanco el itinerario del viaje si lo tienes organizado, o en su defecto tus previsiones. Seguidamente añades la ropa más adecuada para cada día, los complementos, ropa interior, zapatos, etc.

Un ejemplo:

1.- Salida de España por la noche, 8 horas de vuelo. Llego a Delhi a las 09.30h- descanso. Tarde de visitas y cena en el hotel.

Leggin cómodos azules, camiseta de algodón larga, y chaqueta de punto para el vuelo. Ropa interior sin costuras beige, calcetines con suela sin elástico, sujetador sin aros beige. Pantalón y camisa blanca de lino para Delhi. Conjunto beige passionata. Bailarinas azules/ zapatos geox
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores